Se admiten aquellas devoluciones relacionadas con el mal funcionamiento del equipo durante los primeros 14 días desde la fecha de recepción del pedido.

Nuestros clientes cuentan con un periodo de prueba de 14 días desde la fecha de recepción del pedido en el que podrán devolver el equipo (gastos de envío a cargo del cliente).

Para que una devolución sea aceptada, el equipo deberá de estar tal y como se le entregó: producto sin rayas, marcas o desperfecto alguno, embalajes originales, protectores, papeles, garantías, accesorios, etc. (guarde los embalajes y demás durante 1-2 meses).

El reembolso del importe se realizará en los 7 días hábiles siguientes a la recepción, con la salvaguarda del límite de 14 días establecido por la Ley.

No se aceptarán devoluciones de productos confeccionados conforme a las especificaciones del consumidor o claramente personalizados, o que, por su naturaleza, no puedan ser devueltos o puedan deteriorarse o caducar con rapidez, tal y como establece la LEY 47/2002, de 19 de diciembre, de reforma de la Ley 7/1996, de 15 de enero, de Ordenación del Comercio Minorista, para la transposición al ordenamiento jurídico español de la Directiva 97/7/CE, en materia de contratos a distancia, y para la adaptación de la Ley a diversas Directivas comunitarias.

En caso de reintegro, el importe a devolver no incluirá las comisiones cobradas por las diferentes formas de pago.

Todos los equipos son verificados en fábrica garantizándo su correcto funcionamiento.